18 may. 2010

La Mujer Soltera...

   

Las solteras tienen ventajas que las casadas no tienen. Muchas mujeres solteras se quejan por que no tienen un esposo, en lugar de sacar provecho de lo que tienen ahora.. Libertad para hacer aquellas cosas que la casada no puede por falta de tiempo. El tiempo que ellas ocupan cocinando, atendiendo los niños, atendiendo al esposo, la soltera lo puede aprovechar de la mejor manera: edificándose a sí misma en el Señor, adorándolo cuantas veces quiera, puede arrodillarse en el suelo de su casa, y nadie va a sorprenderse por eso. Puedes cantarle, hablarle, ¡escribirle incluso! Tienes toda la libertad y el tiempo de tener una hermosa relación con El, sin que nadie te interrumpa, o te cuestione.
Esta es una etapa de tu vida en la que tienes tiempo de consentirte, leer la palabra del Señor sin interrupciones, practicar la relajación diaria, dar unas buenas caminatas, hacerte mascarillas, quedarte el tiempo que quieras en la bañera, invitar una buena amiga a tomarse un té por las tardes, y disfrutar de la soledad!
"Quisiera pues, que estuvieseis sin congoja. El soltero tiene cuidado de las cosas del Señor, de como agradarle al Señor; pero el casado tiene cuidado de las cosas del mundo, de como agradar a su mujer. Hay asimismo diferencia entre la casada y la doncella. La doncella tiene cuidado del Señor, para ser santa así en cuerpo como en espíritu; pero la casada tiene cuidado de las cosas del mundo, de como agradar a su marido." (1 Corintios 7:32-34).
Antes de pedirle un esposo al Señor, se fiel a el, dedicándole mas tiempo, adorándolo, entregándote y demostrándole que cuando finalmente El ponga en tu vida un esposo, tu le serás tan fiel, como lo has sido con Él, durante el tiempo de tu soltería. Pídele que te enseñe a obrar bien en cada acto de tu vida, pídele que te oriente, y que te haga una mujer recta para que asimismo, y de esta manera, encuentres un esposo recto y con un corazón puro, que puedan formar una pareja cristiana llena del amor de Dios y donde ambos miren hacia la misma dirección; y de la mano vayan por el mismo camino.
"Instruyeme, Señor, en tus mandatos, y yo los guardaré hasta el final. Dame saber y observaré tu ley, la guardaré de todo corazón". (Salmos 119:33-34).
"Pon inclinación a tus avisos, y no a mi provecho. Desvía mi mirada de lo vano y haz que viva en tus caminos". (Salmos 119:36-37).
"Librame Señor del hombre malo, preservame del hombre violento: los que en su corazón meditan males y promueven contiendas todo el día; los que aguzan su lengua igual que la serpiente, con un veneno de áspid en sus labios". (Salmos 140:2-4).

      

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Que palabras tan alentadoras para una Soltera.
Y ya vez que la sociedad nos preciona tanto.

Pero hoy aprovechare mi tiempo.al
maximo hasta que llegue mi principe azul.. jajjaja.. gracias..

Carla Delgado Sparks dijo...

Muy cierto. Hermoso para todas las solteras. Yo estoy casada pero si que diferencia cuando no había hijos ni esposo.

Hermoso blog.
Mi blog es http://carlavdq.blogspot.com/

Ruth Jonas dijo...

Que hermoso, hace unas semanas falleció un joven cristiano con quien me sentía muy identificada y entiendo ahora que Dios no se equivoca y me ama tanto que no quiere que nada malo me acontesca y que sus caminos no son mis caminos ni mis pensamientos sus pensamientos, por el momento creo que Dios quiere que siga soltera por largo tiempo y en El encontrare mi contentamiento.
las invito a leer mi blog
www.cronicasenposdelosupremo.blogspot.com

Seguidores